Make your own free website on Tripod.com
Regresar al Indice

Los Sentidos

Tenemos que tener en cuenta todos los sentidos del caballo: vista, oído, tacto, gusto y olfato.
El caballo es muy perceptivo con todos sus sentidos. Le son indispensables para sobrevivir en su medio natural. Esto explica por qué sus sentidos son mucho más agudos que los nuestros y por qué reaccionan mucho antes que nosotros. Dado que el olfato del caballo es particularmente agudo, debemos darnos cuenta de que nuestro perfume puede resultar que al caballo le parezca repelente y desconcertante. Es cierto que los caballos pueden oler el miedo o el enfado en los humanos al tener capacidad para captar las feromonas que emitimos. Se ha demostrado que el caballo no es tonto por alborotarse en los días de viento. El viento le está impidiendo oír adecuadamente y éste es un hecho que le desconcierta y preocupa enormemente. Los caballos tienen el sentido del oído muy desarrollado, con cada oreja trabajando independientemente, pueden situar con gran precisión la procedencia de un ruido. (Marks, 2003)